La cerveza es la prueba de que Dios nos ama y quiere que seamos felices.
(Benjamin Franklin)

Wesley Brewery tiene sus orígenes en la década del 50, cuando Eduardo (Teddy) Wesley, ex combatiente de la 2da guerra mundial, se instala en la Patagonia. Con espíritu emprendedor, estableció su chacra en las afueras de una joven Bariloche, donde desarrollo diversas actividades, entre ellas, la elaboración casera de licores, sidras y cerveza con productos regionales.

Sesenta años después, sus nietos encuentran en un polvoriento sótano instrumentos y recetas con las que Teddy solía hacer cerveza.

Hoy Wesley Brewery es un microemprendimiento familiar ubicado en la antigua chacra del abuelo. Allí elabora sus cervezas con el agua más pura de la Cordillera, que nace de vertientes de la falda del Cerro Campanario. Utiliza lúpulos frescos de la Comarca Andina y maltas de excelente calidad.

Y como les inculcó el abuelo Teddy, sus nietos han desarrollado una fábrica comprometida con el medio ambiente. Para ello han trabajado mucho en estrategias de consumo responsable de energía y reutilización de subproductos que se destinan en un 100% a la alimentación de los animales de la chacra.

Hoy la cerveza fabricada por Wesley Brewery ya no solo calma la sed de sus amistades, como supo hacerlo en un principio, desde hace un tiempo está presente en los pubs más importantes de Bariloche. Pero, desde hace poco, también en su propio espacio: el “Downtown Pub de Wesley Brewery” en el paseo de la colina, el centro neurálgico de la cultura cervecera barilochense. Desde allí, junto a un trabajado menú y la calidez de sus cerveceros, todos pueden disfrutar las recetas que Teddy dejó para la eternidad.